Es una enfermedad que se desarrolla lentamente y cuando da la cara ya lleva varios años gestándose. 

Podría estar manifestándose cuando el paciente repite muchas veces la misma cosa, olvida nombres y extravía objetos.

El neurólogo determinará si es probablemente la enfermedad y una evaluación neuropsicológica ayudará a conocer el nivel de deterioro en que el paciente se encuentra.

Con la estimulación cognitiva se consigue retrasar lo inevitable ganando en calidad de vida.

gallery/woman-old-pattern-think-human-care-1142412-pxhere.com