El trastorno motor de la enfermedad de Parkinson se caracteriza por cuatro signos:

- bradicinesia,

- temblor en reposo,

- rigidez e

- inestabilida postural.

Gran parte de los pacientes con esta enfermedad tienen síntomas no motores, sensoriales, cognitivos y relacionados con el sueño que incidirán en qué grado de discapacidad tienen.

Se ha descrito alteración en funciones como la planificación, la memoria de trabajo, la flexibilidad cognitiva (que sirve para adaptarnos a los cambios en el entorno), la abstracción y la fluidez verbal. Por eso, la estimulación cognitiva también es efectiva en estos pacientes.

gallery/parkinson